martes, 22 de noviembre de 2011

SHANTALA (MASAJE AYURVEDA para Bebés y Niños)

El masaje de bebés es un arte muy antiguo y en Oriente su práctica está muy difundida desde hace por lo menos 700 años; en China el masaje TUINA infantil se practica en los hospitales de Medicina Tradicional para tratar los trastornos comunes de la infancia como vómitos, fiebre, diarrea y convulsiones; y se utiliza a diario en jardines de infante donde los niños se aplican masajes para fortalecer la vista.

En India, se practica desde el nacimiento del bebé el masaje tradicional difundido en occidente por Frédérick Leboyer y conocido como Shantala, donde se masajea todo el cuerpo del bebé desnudo, con un aceite vegetal tibio, apoyándolo sobre las piernas de la madre.

En Occidente los beneficios del masaje en bebés y niños se observan con mayor atención desde hace aproximadamente 25 años; han sido tomados como tema de investigación y sus resultados difundidos en prestigiosas revistas del ambiente científico. En una de ellas, Pedriatics, se publicó un estudio relacionado con la aplicación de masajes en bebés prematuros, los cuales ganaban un 47% más de peso si recibían masajes 15 minutos diariamente. El resultado de este trabajo comprobó que los masajes generan en el cuerpo hormonas que facilitan la absorción de los alimentos y por lo tanto se reduce considerablemente el período de hospitalización posparto necesario.

FUNDAMENTOS

En la teoría de las medicinas tradicionales es fundamental el concepto de Energía Vital, fuerza que activa la vida en todos los seres del Universo y que fluye en el cuerpo a través de canales, denominados nadis en la tradición Ayurveda de India y meridianos en la tradición China.

La circulación y equilibrio de esta energía en el cuerpo del niño determina cada aspecto de su desarrollo, su salud y su potencial; y el flujo de la misma puede verse afectado por factores físicos – como el sueño, la dieta y el ejercicio – y también por factores emocionales; en ambos casos el desequilibrio puede darse por excesos o insuficiencias: mala alimentación, rabietas, sobreexcitación, afectan el flujo de energía causando irritabilidad y problemas para dormir.

Al masajear las distintas partes del cuerpo se favorece el flujo de energía por los canales y de esta manera se fortalecen los órganos y sistemas que ellos irrigan.

Cuando la energía fluye libremente el niño crece sano y feliz.

El secreto de una buena salud reside en que el cuerpo sea eficiente en la circulación de los nutrientes y en la eliminación de sus toxinas. En este sentido, el masaje actúa como un depurador que ayuda a todos los sistemas del cuerpo, desde el inmunológico, el respiratorio, el nervioso, circulatorio, muscular, digestivo y linfático.

¿CUÁNDO COMENZAR?

El tocar con profundidad, prolongadamente al bebé está recomendado desde el primer momento del nacimiento; si bien no necesariamente como un masaje específico, para el niño resulta muy tranquilizante sentir ese contacto amoroso. Entonces, durante el primer mes se trata mas de tocar que de dar un masaje, solamente que las manos recorran su cuerpo.

No se debe tocar el vientre hasta que el cordón no se haya desprendido y hasta que cumpla el mes. De la misma manera esperará hasta el mes para tocarle la cara.

Las técnicas de Shantala son las apropiadas para las primeras tres semanas luego del nacimiento, ya que son suaves y no invasivas.

¿EN QUÉ MOMENTO?

Es importante buscar el momento del día más adecuado, y este es diferente para cada niño o bebé.

Puede ser por la mañana, cuando recién se despiertan y están relajados, antes de desayunar; y puede repetirse a la tarde antes del baño. Si se ha utilizado aceite el baño removerá el excedente que no ha sido absorbido por la piel y acentuará la relajación.

Un especial momento de comunicación y contacto es cuando la mamá le da el pecho o el biberón al bebé. Aquí pueden realizarse contactos en las manos, los pies y la columna.

QUIÉN DEBE DARLO Y CÓMO

Si bien es cierto que las madres, en general, son las que pasan más tiempo con los niños y por lo tanto las que tienen más oportunidades para darles masaje; es importante que los padres aprendan y participen; ya que el niño lo reconocerá como una enorme fuente de placer como recibir alimentos o mimos. Lo que no se recomienda es "cambiar de manos": aquel que comience el masaje lo debe terminar.
Quien lo dé debe estar muy relajado, para no transmitir nerviosismo con sus manos; en un ambiente tranquilo y cálido (el bebé jamás debe experimentar frío). Si es verano, se recomienda dar el masaje al aire libre y luego dejar al niño o bebé al sol, desnudo.

BENEFICIOS DEL MASAJE

Fortalece los órganos internos y equilibra su funcionamiento para dar resistencia y rápida recuperación de las enfermedades.

Estimula el cerebro.

Se liberan sustancias bioquímicas que producen calma y aumentan el apetito.

Los niños asmáticos respiran mejor y se estresan menos.

Los niños autistas responden más y se distraen menos.

En bebés y niños con necesidades especiales, reduce el estrés.

Refuerza el vínculo afectivo.

Ayuda a equilibrar al recién nacido.

Cuida el cuerpo, relaja la mente y alegra el espíritu.

Es un estupendo estímulo para el desarrollo intelectual, emocional y afectivo.

Se crea un lenguaje corporal y se sienten protegidos.

Se relaja el sistema nervioso y duermen mejor.

Se regula el sistema digestivo.

Fortalece los músculos.

Alivia dolores.

CONTRAINDICACIONES

Fiebre: con las manos se calienta el cuerpo y aumenta la temperatura corporal.

Infecciones: podrían extenderse.

Comidas recientes: se interrumpe la digestión.

Vacunación reciente: debe esperarse la reacción de la vacuna.

Si el niño o el bebé NO QUIERE: si está irritado o molesto, si tiene sueño o hambre. Debemos siempre respetar absolutamente sus deseos, ya que no debe relacionar el masaje con algo impuesto




http://www.armoniayequilibrio.com.ar/shantala.htm

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...