lunes, 27 de febrero de 2012

La Importancia de la Rutina Diaria y de los Límites

Los niños que crecen sin una rutina diaria o sin límites están constantemente buscando y probando hasta donde pueden llegar especialmente si están haciendo algo que les gusta, por ejemplo, si están viendo televisión, jugando Nintendo o jugando afuera. También se resisten a asumir sus responsabilidades como recoger sus juguetes, hacer las tareas, etc.

Madres y padres tienen que invertir mucha energía en lograr que estos niños obedezcan y cumplan con sus responsabilidades. Les hablan, les gritan, los regañan...y, a menudo, terminan por castigarlos. Y todos terminan exhaustos: los niños por estar retando a los padres, y los padres por tratar de que los niños los obedezcan.

---------------------

Muchas madres no se dan cuenta que el invertir un poco de tiempo en establecer una rutina diaria y establecer ciertos limites cuando sus niños son muy pequeñitos, les va a facilitar grandemente la vida familiar más adelante.

---------------------

"La rutina diaria es para los niños lo que las paredes son para una casa, les da fronteras y dimensión a la vida. Ningún niño se siente cómodo en una situación en la que no sabe qué esperar. La rutina da una sensación de seguridad. La rutina establecida da un sentido de orden del cual nace la libertad." (R. Driekurs)

Los límites le indican al niño que toda actividad tiene una duración. Como la palabra denota: "puedes, hasta acá - pero más allá, NO."

Ejemplos de límites:
Puedes jugar afuera hasta la cena


Puedes ver televisión de las 4 a las 6 de la tarde


A las 7:30 de la noche tienes que acostarte

¿Cuándo tendríamos que empezar con la rutina diaria y los límites? Cuando los niños son pequeñitos.

La rutina diaria se va estableciendo a los pocos días de nacer el niño y es a través de la rutina diaria que nuestros bebés entran en contacto con cierto orden. Más adelante, poco a poco, se van introduciendo algunos límites.

La rutina diaria al principio es muy sencilla pués sigue las necesidades físicas de la criaturita: se la alimenta seis o siete veces durante las 24 horas, o sea cada tres o cuatro horas. El amamantar o darles el tetero o biberón toma aproximadamente una hora con el cambio de pañal. Poco a poco, el bebé y su madre van desarrollando un patrón de horario de comidas.

Lo único extraño en estos primeros días es el baño diario, que es una costumbre de nuestra cultura. No todas las culturas acostumbran a bañar a su bebés diariamente. Es importante que el baño se haga a la misma hora todos los días para que forme parte de la rutina diaria. Algunas familias prefieren bañar a sus bebes al medio día, mientras que en otras familias prefieren hacerlo antes de su última comida del día del bebé.

¿Porqué es importante la rutina diaria? Porqué el bebé va internalizando el orden de la rutina, y la repetición y la constancia del horario le van dando cierta seguridad frente a la incertidumbre de la vida.

Ya para los seis meses un bebé estará comiendo cinco veces al día y dormirá de seis a ocho horas durante la noche. Es muy importante que desde ahora el niño intuya de que hay una noche, o un periodo de descanso más largo, sin claridad y con menos ruido que durante el día.

La hora de dormir. El establecer la hora de dormir desde los siete u ocho meses es una de las cosas más importantes que puede hacer una madre, tanto para ella como para su hijo más adelante. Vamos a suponer que Ud. escoge las 7:30 p.m. como la hora para acostar a su hijo o las 8:30 p.m. a más tardar. Esta es una hora y una costumbre que su hijo puede mantener durante la etapa pre-escolar y durante la escuela primaria. De esta manera Ud. puede asegurarse de que su hijo dormirá las diez horas que necesita para obtener un buen descanso. Uno de los problemas de muchos niños hoy en día es que no duermen lo suficiente y su rendimiento en la escuela es bajo.

El establecer una hora para acostar a su hijito temprano y mantenerla no es fácil, especialmente para una madre primeriza. Pero los beneficios son enormes!!! Primeramente asegura el descanso de su hijo y luego, una vez que su hijo se haya acostado, la madre tendrá tiempo para ella y sus intereses.

A medida que el bebé va creciendo la rutina diaria se tornará más compleja. Se incluirán la hora de la siesta, las horas de televisión, las idas al parque infantil y, poco a poco, se van introduciendo las normas de conducta y de higiene y los límites. Los siguientes son ejemplos de límites:
"Antes de ir al parque o antes de acostarse, hay que recoger el lugar donde ha estado jugando."


"Hay que lavarse las manos antes de cada comida."


"Pueden ver únicamente ciertos canales de televisión y solamente ciertos programas."


"Después de las 7 pm ya no pueden ver televisión."

---------------------

Hay dos grupos de mamás que me preocupan porqué ambos grupos tienen dificultades con el empleo de los límites y el establecimiento de una rutina diaria. Estas mamás son:
Las que creen que decirle un NO a sus hijos los daña o que el estructurar el día de sus hijos, los oprime.

Las que no saben cuando emplear un NO oportunamente o mantener una rutina, porqué están tan agobiadas por el trabajo fuera de casa y dentro de la casa, y no se dan a basto con todo lo que tienen que hacer.

Sin embargo, los dos grupos de mamás quieren lo mejor para sus hijos. Las primeras suelen leer mucho, les gusta estar informadas y, me imagino, que han sido influenciadas por libros que dicen que pueden criar a sus hijos sin restricciones para así no coartar su creatividad y espontaneidad.

A estas madres les quiero decir que a medida que sus hijos crecen van a pasar trabajo adaptándose a una realidad exterior conformada por varias normas y límites. Y que un poco de rutina diaria y limites no dañan, al contrario, todo niño necesita límites, éstos le dan al niño seguridad y la posibilidad de utilizar su energía en juegos y actividades creativas en vez de utilizar su energía tratando de descubrir donde están los limites y hasta donde pueden llegar.

A las mamás del segundo grupo la vida les está exigiendo muchísimo: ayudar a mantener su familia con el fruto de su trabajo, dejar a los niños en su guardería, ir al trabajo, luego pasar a recogerlos, y encargarse de los quehaceres de la casa. Para estas madres la vida es un corre-corre constante y una constante tensión.

A estas madres les quiero decir que si les queda energía tienen que esforzarse en introducir una rutina y ciertos límites en la vida de sus hijos y mantener dicha rutina y límites, para así aliviar la tensión en la familia y para que sus hijos mejoren su rendimiento en la escuela.

Como expliqué anteriormente, la rutina es fácil establecerla cuando los niños son pequeñitos, sin embargo si sus hijos tienen cuatro años o más pueden establecer la rutina diaria y ciertos límites a través de la "Reunión Familiar". Lean como hacerlo en "Las Decisiones en Familia - La Reunión Familiar".

Procedan poco a poco, escojan la parte del día que más les preocupa. Escuchen a sus hijos, busquen sus opiniones y su cooperación, hágalos participes de las decisiones acerca la rutina diaria y los límites y tendrán su cooperación y compromiso. ¡NO ES DIFICIL! Y SUS HIJOS SE LO AGRADECERAN.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...