viernes, 23 de diciembre de 2011

Actividades para estimular al bebé con Síndrome Down de 0 á 3 meses

La hipotonía es una característica presente en las personas con síndrome Down. El bajo tono muscular lo afecta en su coordinación motora gruesa (todos los movimientos coordinados de brazos, piernas, tronco, cabeza), y coordinación motora fina (habilidades manipulativas). Aunque es recomendable llevar al bebé con SD a un Programa de Intervención Temprana, los padres también deben continuar estimulándolo en casa. Para ello, nos proponemos orientarlos con las siguientes actividades para:.


• Estimular los reflejos.
• Lograr movimientos del cuerpo.
• Control de la cabeza.
• Estimulación vestibular.

Para estimular los reflejos: Los reflejos en el bebé Down suelen ser débiles o ausentes, es necesario estimularlos para conseguir futuras conductas de respuesta.

• Salto y marcha
Coja al bebé por las axilas, hacer que sus pies rocen la superficie de una mesa.
El niño levantará sus pies, como saltando. Luego “haga como que avanza”, para que el bebe logre mover sus pies, como si caminara.
• Reptar
Puede colocar al bebé boca abajo, hacerle cosquillitas a los pies, para que el logre mover sus piernas como si estuviese nadando.
• Reflejos de succión y búsqueda:
Aprovechando la hora de lactar, roce la tetina del biberón o el pezón en la mejilla del bebé, para que el intente girar la cabeza y succionar. En otras ocasiones, puede estimular al bebé rozando con su dedo en las comisuras de sus labios, para que el niño “reconozca” lo que es alimento de lo que no.

Para los movimientos del cuerpo:

• Eche al bebé boca arriba, sobre su cama. Luego, levante un poco sus piernas y deje que caigan. Repita la acción algunas veces más. Notará que el pequeño intentará controlar sus piernas y evitar que caigan.
• Coloque sonajeras en la muñeca de su bebé, las que contienen cascabeles. De esta manera, logrará que el niño asocie los sonidos de sus movimientos.

Para el control de la cabeza: Todo lo que logre el bebé respecto a su control del cuerpo, dependerán de levantar y controlar la cabeza, lo cual es requisito indispensable para los movimientos posteriores.

• Eche al bebé boca arriba y colocar juguetes de colores vivos o sonoros (no las dos características juntas, una por actividad) hacia ambos lados, para lograr que el niño gire su cabeza.
• El bebé echado boca arriba. Acérquese a él y háblele suavemente. Luego muévase de izquierda a derecha para que el bebé la siga moviendo la cabeza de un lado a otro.
• Siéntese usted y siente al niño sobre sus rodillas, de manera que él pueda verla. Usted debe cogerlo de las axilas. Háblele y cántele, de manera que llame su atención, por unos cuantos minutos. Debe tener cuidado de evitar sacudidas bruscas, sobre todo si aún no logra controlar del todo los movimientos.

Estimulación Vestibular:

• Cuando el bebé se mantenga despierto, cámbielo de posición constantemente, procure que no permanezca en la misma posición.
• Sujete al bebé y apóyelo sobre una pelota y muévalo en distintas direcciones.
• Cuando esté meciendo al niño, háblele y sonríale. Mueva al pequeño en distintas direcciones. Tenga mucho cuidado con los movimientos bruscos y con la cabeza.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...