lunes, 24 de octubre de 2011

COMO INCENTIVAR LA CONFIANZA EN SI MISMOS EN LOS NIÑOS


El desarrollo de la confianza en sí mismo en las edades de 0 a 6 años, depende fundamentalmente del adulto y de sus métodos al educar a los niños.
Es necesario enseñar al niño a tener una adecuada disposición para querer realizar las acciones con alegría y seguridad, a mostrarse tal como es y a expresar lo que siente y piensa, todo esto es muy importante para que tenga confianza en sí mismo.
El educador debe permitir que el niño se exprese e intercambie con él sus vivencias, que actúe con naturalidad, que acepte hacer la tarea que se le orienta con disposición y agrado, en fin, se trata de establecer una relación adecuada con el niño.
Otro aspecto importante para desarrollar en el niño la confianza en sí mismo, es brindarle la posibilidad de actuar por sí solo, de llegar a un resultado satisfactorio en la actividad, para eso al preparar las actividades el educador tendrá como punto de partida lo que el niño puede llegar a hacer, según su desarrollo real y potencial, lo que necesita hacer; lo que se quiere lograr que él haga, y a dónde debe llegar dado los objetivos planteados en el programa.
En la medida que el niño vaya siendo más independiente en la solución acertada de cada tarea, más confianza en sí mismo tendrá, lo que no quiere decir que para llegar a la independencia, anteriormente no lo hayamos ayudado, dándole solo aquel nivel de ayuda que el niño necesite.
Otro asunto importante es la adecuada y justa valoración que hace el adulto de las actividades que realiza el niño, este es un factor determinante en su estado emocional y en la actitud que asuma ante las diferentes tareas que se le encomiendan y en la seguridad en sí mismos; ya que él siempre espera esta evaluación del adulto, que es su modelo y guía en la adquisición del conocimiento; si lo valora injustamente o inapropiadamente, con métodos que lo dañen, perderá confianza en sí mismo.
Es necesario elogiar al niño, estimularlo cuando algo le salga bien, y si no lo hace correctamente decirle que hoy no le salió bien, pero si se sigue trabajando mañana le saldrá mejor.


Resumen de la Actividad: Esta actividad comenzará por un teatro de títeres, posteriormente una conversación y por último los niños dibujarán y modelarán al patito Monono.
Objetivo:
Dar a conocer a los niños que la inseguridad y falta de confianza en sí mismos priva de disfrutar las cosas agradables y bonitas.
Iniciar acciones dirigidas a posibilitar la confianza en sí mismo.
Procedimientos:Narración
Conversación
Preguntas y respuestas
Acciones prácticas
Dramatización
Recursos materiales: Teatro de títeres y dos títeres de varilla o de guante: Pomponia y Monono. Grabadora de casetes.
Desarrollo de la actividad: 1ªParteEl educador narra con ayuda de títeres el cuento “Monono”:
“¡Cómo llovía aquella tarde! La lluvia se filtraba hasta el nido de la pata Pomponia, que estaba muy contenta rodeada de sus hijos pequeños”.
(Esto lo dice el educador que será el narrador).
“Los patitos asomaban por debajo de las alas de su mamá, mirando caer el aguacero y, de tiempo en tiempo, corrían afuera para empaparse y sacudir sus alitas cubiertas de plumón amarillo.” (Continúa el narrador).
“¡Qué fresca está el agua! ¡Vamos a la laguna!_gritaban empujando a Pomponia, la que se decidió al fin, disponiéndose a llevarlos.”
(Asoma la cabeza títere Pomponia).
“Pero ocurrió que uno de los hermanitos dijo que no contaran con él porque no sabía nadar y podría ahogarse.” (El narrador).
“¡Este Monono siempre está temeroso, siempre piensa que no puede hacer las cosas. ¿Es que no sabes hijo mío que los patos no tienen que ir a la escuela para aprender a nadar?. ¿Acaso no sabes que desde que nacen ya los patitos saben nadar?,_ dijo la mamá pata (Títere Pomponia).
_”Eso será mamita Pomponia para los demás patos, pero no para mí, yo no podré nadar, dijo con una gran inseguridad y angustia el patito Monono.” (Títere Monono).
Sus hermanitos que lo escuchaban chillaron_” Este Monono siempre está asustado!” (Narrador).
_”Niño, ten confianza en ti mismo, y en los demás, debes hacerme caso” _ lo regañó Pomponia; pero esta actitud de su mamá lo hizo ponerse más inseguro aún.(Pomponia y el narrador).
_”¡Cuac, Cuac!”_se negó Monono (Monono negando).

_”¿Cómo dices malcriado?”_se enojó la pata (Pomponia enojada)
_”Cuac, Cuac, vaya!”_repitió_”No me pienso mojar ni la punta del pico! ¡Yo soy un pato seco y ya está!” (Monono)
_”Está bien” _ finalizó ella_. “ Quédate en la casa mientras nosotros vamos a divertirnos” (Pomponia)
El patito los vio alejarse y sufrió ¡como le gustaría ir también!, ¡si pudiera nadar ¡ (Narrador).
Ocultándose para no ser descubierto, llegó a la laguna donde su familia estaba reunida y, diciendo muy bajito: yo si puedo a la una, yo si puedo a las dos, se lanzó de cabeza al agua fresquita y tranquila de la laguna, comprobando, encantado, que sabía nadar. ¡ Dale y dale a las patas! (El narrador con Monono en la mano haciendo que nada en la laguna).
¡De lo más orondo flotaba Monono! dále que dále a las patas! ( Monono moviéndose como si nadara).
_”Mamá, mira” _ gritaba_”¡Soy un pato marinero! (Monono)
_”¡Cuac, Cuac, Cuac!”_reían la madre y los hermanitos viéndole patalear y zambullir como un pato seguro de sus habilidades de buen nadador (el narrador que toma en su mano a Pomponia que se mueve como si riera)
Y Monono, convencido de que todos los patos saben nadar aunque nadie los enseñe, pues solo tienen que tener confianza en sí mismos, se alejaba orgulloso sobre el agua como un lindo barquito de plumas ( el narrador con Monono en la mano haciendo como que se aleja).
2ª ParteEl educador habla con los niños para hacerles ver que la confianza en sí mismo depende de lo que uno se proponga.
¿Os gustó la obra?
¿Qué mensaje nos dice este teatro, qué habéis aprendido?
¿Por qué Monono no quería entrar en la laguna?
¿Es que Monono realmente no podría nadar o eran solo ideas que él se hizo?
¿Qué le faltaba a Monono para poder nadar?
¿Tenía Monono confianza en sí mismo?
¿Conocéis a alguien parecido a Monono?
Las respuestas de los niños podrán grabarse para escucharlas más tarde.
3ª Parte
Los niños modelarán y dibujarán a Monono, a sus hermanitos y a la pata Pomponia, después de realizados sus trabajos ellos contarán lo que le pasó a Monono, apoyándose para ello en sus propios dibujos.

VALORACIÓN CRITERIAL
Conducta observada                                                                                SI            NO           Comentarios
Supieron analizar críticamente la conducta insegura del patito Monono.
   
Necesitaron ayuda para analizar críticamente la conducta insegura del patito.
   
Relacionaron la historia de Monono con algunas vivencias propias.
   
Plantearon no ser como el patito.
   
Señalaron las conductas inseguras como no buenas.





ACTIVIDAD Nº 2
"EL CABALLITO ENANO QUE TENÍA CONFIANZA EN SÍ MISMO"


Resumen de la Actividad: La actividad comenzará con la narración de un cuento, posteriormente el educador, conjuntamente con los niños realizará un análisis comparativo entre la actitud del patito Monono del cuento anterior, y la del Caballito enano.

Objetivo: · Que los niños aprendan a comparar los beneficios y perjuicios de la seguridad y la inseguridad en sí mismos.

Procedimientos:
Narración
Conversación
Preguntas y respuestas
Análisis y síntesis
Comparación

Recursos materiales: Texto del cuento, serie de láminas con escenas del argumento.

Desarrollo de la actividad:
1ªParte
Consiste en la narración del cuento, para lo cual el educador procurará hacerlo en un lugar tranquilo.

“El Caballito enano.”
Hace mucho tiempo, en un rincón de una finca, nació un caballito negro como el azabache y tan pequeño que parecía un caballito de juguete. Los pájaros que vivían por allí cerca enseguida se alborotaron con la noticia. Todos vinieron volando para contemplarlo de cerca. (Presentar lámina).
_¡Pero qué cosa más mona! ¡Es preciosa esa criatura!_trinó_ un pajarito..
_Mi niño se llamará Pirulí_dijo su mamá.
La infancia del caballito fue muy feliz. Pasaba el tiempo trotando con sus compañeros y aprendiendo a hablar con una cotorra medio atolondrada, que le repetía de la mañana a la noche:_Mamá, papá, mamá, papá……
Bebiendo en el arroyuelo, mirando salir el sol, galopando a su gusto, por el prado cubierto de clavellinas, era muy feliz el caballito.
Pasaron tres años. Todos los demás potricos habían crecido y eran caballos grandes; pero Pirulí no; él seguía del mismo tamaño, pero sabía marchar muy bien, pararse en dos patas, y hasta había aprendido a saludar, doblando una rodilla o inclinando la cabeza (Presentar lámina).
Pero; algo muy malo le sucedió una vez. Resulta que Pirulí se acercó al corral donde estaban dos hombres, y oyó que uno de ellos decía señalándolo:
_Este caballo tan chiquitico no puede cargar bultos, ni tirar del carretón, ni llevar un jinete. No sirve para nada.
El caballito se apartó de allí muy triste. Caminaba lentamente y se alejó del corral, dirigiéndose a la laguna donde se contempló largo rato, afligido._No valgo nada, se dijo_soy un caballo de trapo. Y lloró largamente.
Y en eso apareció su mamá, que le dijo asustada:_¿Por qué lloras Pirulí?
Pirulí le contó a su madre lo que había oído. Su mamá, compadecida al ver la pena de su querido hijito, le dijo dulcemente: _Si eres distinto a los demás caballos, eso no significa que valgas menos. Además, cargar bultos no es lo único que puede hacerse en la vida.
Secándose las lágrimas con la cola, Pirulí aseguró con desconsuelo:_Pero, mamá, es que se burlan de mí. Y no me gusta que se burlen.
_Pues márchate y reclama tu lugar en otra parte. El mundo es ancho para los que confían en sus posibilidades, tú eres pequeño pero sabes hacer muchas cosas que otros caballos no saben hacer.
Al amanecer de la mañana siguiente Pirulí se marchaba seguro de que encontraría su felicidad, pues él era un caballito muy inteligente.
_Adiós, mamita.
_Adiós Pirulí, ¡suerte!, tú sabes que puedes triunfar si te esfuerzas en conseguirlo.
Pasó un año, pasaron dos. Casi nadie se acordaba del caballito enano. Solamente su mamá no lo olvidaba, cuando llegó...¡EL CIRCO AL PUEBLO! Y todos fueron a verlo (Presentar lámina).
_Respetable público: ¡tenemos mucho gusto en presentar al gran Piccolino! ¡El caballo más inteligente del mundo!
Allí estaba entre aplausos Piccolino! ¡El gran Piccolino! Que era negro como el azabache, de rizadas crines y unos ojos grandes y brillantes. Llevaba bridas de tisú de oro, penacho de plumas sobre la frente, y un sillín bordado en hilos de plata, y era chiquitico, ¡pero tan chiquitito, y marchaba muy bien y sabía saludar inclinándose y bailar en dos patas…y se veía tan seguro de sí mismo! Piccolino era el caballito enano! (Presentar lámina).
2ª Parte
En esta segunda parte se ha de realizar el análisis del cuento, procurando el educador centrar la atención de los niños en la confianza de Pirulí en sí mismo.

¿Se parecen en algo las conductas de Monono y del caballito Enano? Vamos a conversar sobre esto.

Los niños guiados por el educador realizarán un análisis comparativo entre la actitud de uno y otro personaje y destacará algunos pasajes del cuento El caballito enano, para ser comentados:
· Si eres distinto a los demás caballos, eso no significa que valgas menos.
· El mundo es ancho para los que confían en sus posibilidades, tú eres pequeño pero sabes hacer muchas otras cosas que otros no saben hacer
· Además, cargar bultos no es lo único que puede hacerse en la vida.
· El caballito consiguió hacer algo bueno porque tenía confianza en sí mismo.

VALORACIÓN CRITERIAL
Conducta observada                                                                                 SI        NO      Comentarios
Supieron analizar los perjuicios de la conducta insegura de Monono.
 Necesitaron ayuda para analizar los perjuicios de la conducta insegura de Monono.
Supieron analizar los beneficios de la conducta segura del caballito Enano.
 Necesitaron ayuda para analizar los beneficios de la conducta segura del caballito Enano.
Supieron comparar la conducta de uno y otro personaje.
Necesitaron ayuda para comparar la conducta de uno y otro personaje.

"¿CÓMO ERES TÚ?"


Resumen de la Actividad: Consiste en realizar una serie de preguntas dentro de una conversación sobre el tema a los niños para comprobar si se comportan con seguridad o inseguridad en sí mismos.

Objetivo: · Comprobar si los niños se manifiestan seguros o inseguras en sus posibilidades (confianza en sí mismos).

Procedimientos:
Preguntas y respuestas
Conversación

Recursos materiales: Textos con las preguntas, grabadora de casetes.

Desarrollo de la actividad:
El educador hace una panorámica de lo realizado en actividades anteriores y sugiere conversar al respecto, para ver que consideran los niños, los cuales se ha de procurar construyan por sí mismos sus conclusiones.

¿Cuándo queréis hacer algo que te resulta muy difícil, preferís no hacerlo? ¿Por qué?
¿No hacéis las cosas que puedan salir mal?
¿Os sucede como el patito Monono que hay momentos en que parece que no se puede hacer las cosas que sí sabe hacer?
¿Os sentís seguro(a) de que todo va a salir bien?
¿Sois como el Caballito enano? ¿Por qué?
¿Eres cómo Monono? Explica porqué
¿Os sentís inseguro(a) cuando vais a hacer algo? ¿Por qué?

Las opiniones de los niños podrán grabarse y escucharse otra vez antes de llegar a las conclusiones, así como guardarse luego de la actividad para posteriores audiciones.

VALORACIÓN CRITERIAL
Conducta observada                                                                                    SI        NO      Comentarios
Han enriquecido las nociones que sobre la confianza 
en sí mismos tenían al inicio de las actividades de este bloque.
                         
Solo han adquirido algunas nociones sobre la conducta segura o insegura.
                         
Sus respuestas manifiestan que son seguros de si mismos.
                         
Sus respuestas manifiestan que son inseguros.
                         
Supieron argumentar sus respuestas.
Necesitaron ayuda para argumentar sus respuestas.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...