sábado, 8 de septiembre de 2012

Actividades para desarrollar la Conciencia Fonológica


Generalmente cuando en los colegios me piden alguna capacitación sobre conciencia fonológica esperan que les enseñe el sonidos de las letras, que se los grabe en un cd y que les de algunos tips de cómo hacer para que los niños lean.

Debemos recordar que cuando hablamos de conciencia fonológica estamos hablando de la capacidad para reflexionar sobre los segmentos del lenguaje oral (fonemas, sílabas, palabras), por lo tanto aprender el sonidos de las letras no es un prerrequisito para aprender a leer y escribir, pero si es una excelente herramienta de apoyo durante el proceso de la misma.

Actividades para la reflexión de las palabras
1. Contar palabras: Se les entrega una tira gráfica (papel de 20 X 8 cm) y se les pide que pinten un punto, cruz o rayita por cada "cosa" que digamos.
2. Introducción de palabras funcionales: la, el, los, etc.
Se le presentan al niño dos frases que sólo se distinguen por la presencia en una de ellas de una de estas palabras funcionales, con el objetivo de que el niño descubra su presencia en la frase: El niño pinta / ... niño pinta. ¿Cuál palabra falta?

Actividades para la reflexión de las sílabas
1. Contar sonidos vocálicos: Se le enseña al niño por ejemplo, la lámina de una rosa. Se le pregunta qué es. Dice /rosa/. Nosotros repetimos "ro-sa". Le decimos que vamos a dar palmadas para ver cuántos "trozos" tiene. Le pedimos que en una tira gráfica dibuje los trocitos que tenga esa palabra.
2. Tren de palabras: Se trata de que piense y diga palabras que empiecen por la última sílaba de la palabra propuesta. Por ejemplo: /gato/ /toalla/ /llama/

Actividades para la reflexión de los fonemas
1. Ejercicio de añadir fonemas: Se hace el sonido del viento [ssssss] y se pide que diga palabras que tengan ese sonido. Luego, le decimos que vamos a pronunciar cosas que no significan nada y que él le deberá poner delante el sonido del viento. "ol" - sssol, "ofá" - sssofá.
2. Unir segmentos fonémicos: Consiste en juntar los sonidos que decimos [a] + [s] + [a]...
Puedes complementarlo con el uso letras móviles imantadas.







por Rufina Pearson

Para los lectores incipientes:

- Cantar el abc.

- Reconocimiento del nombre y sonido de las letras. También se puede jugar al reconocimiento por el tacto (poner las letras adentro de una bolsa o caja y que el niño deba meter la mano y sacar una reconociendola solo por el tacto), sobre todo cuando se trabaja con un nuevo abc como el de imprenta minúscula.

- Seleccionar una letra o sílaba y seguirla de dibujos algunos de los cuales comiencen (o terminen) con dicha letra o sílaba. El niño debe pintar – marcar aquellos dibujos que sigan la consigna.

- Seleccionar dibujos y escribir su nombre al lado omitiendo la primer o última letra. El niño debe completar la letra faltante. Luego se puede hacer con letras intermedias.

- Unir con flechas dibujos modelo o letra con otros dibujos que comiencen con el mismo sonido inicial. Hacer lo mismo con el sonido final.

- Decir de 3 a 4 palabras de las cuales una sola comience con un sonido diferente a las otras. El niño debe seleccionar la diferente. Hacer lo mismo con el sonido final.

- Pensar en forma oral palabras que comiencen con determindad letra o sílaba. Luego identificar la letra o sílaba en forma escrita, entre otras sílabas.

- Trabajar un vocabulario con flashcards y luego armar una oración para que “lean” con las palabras conocidas.

- Realizar un análisis sonoro y visual de las palabras trabajadas. Hacer “trampa” y presentar palabras con pequeñas diferencias a las trabajadas. Pedir la lectura de las mismas. P.ej.: MASA – MESA , POCA- PECA- PICA

- Trabajar con letras de imprenta minúscula para favorecer el acceso a lectura de cuentos o libros simples.

- El introducir la b y la d desde temprano favorece un mejor reconocimiento para aquellos chicos que presentan mayores dificultades.



Para los lectores con dificultad:

- Componer y Descomponer palabras (Deletreo y síntesis de palabras):

- “Adivinar” una palabra a partir del deletreo de otro (para ello se pueden usar tarjetas con palabras impresas). Se puede elegir el vocabulario a trabajar y ponerlo en las tarjetas destinadas a este juego. Incluso se pueden organizar niveles de tarjetas diferenciandolos por “colores” de las tarjetas (se pueden imprimir en hojas de color). Por ejemplo: palabras bisílabas directas de un color, palabras trisílabas directas de otro color, palabras bisílabas con alguna sílaba indirecta de otro color, etc.

- Para el deletreo, se puede utilizar material concreto para “materializar” los sonidos. Es útil el uso de charts con tantos cuadrados como sílabas tiene la palabra y que el niño deba poner monedas o porotos en cada casillero según sonidos oiga en cada sílaba. Luego pedir la “lectura” de la palabra. Para ello deberá usar su memoria fonética que ha sido apoyada en forma visoespacial. Por eso es importante comenzar con palabras cortas. Se puede trabajar en grupos pequeños de acuerdo a los niveles que existan en el grado.


- Formar nuevas palabras con los sonidos de otras: agregando, quitando o cambiando sonidos. Por ejemplo: bala x ala, bota x gota, nube x sube, cama, x coma, sana, x ana, etc.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...